Posteado por: Alfon Quintela | marzo 11, 2010

Balthus



Si hay algún artista que exprese desde la propia experiencia de su vida la mística del arte sin estridencias como un acto de contemplación y recogimiento absolutamente religioso, ese es el artista Balthasar Klosowski de Rola, más conocido como Balthus.



Su visión de la belleza va más allá de el arte, su propia vida, obra y biografía es una amalgama compacta de culto casi monacal hacia la pureza del arte. A través de la lectura de su biografía podremos disfrutar de su particular cosmovisión, cómo la consecución de sus vivencias tienen una carga casi poética y sublime aunque muchas de ellas tengan contextos duros y oscuros como la segunda guerra mundial, penurias económicas etc.. La vida de Balthus y en consecuencia su obra parece que es vivida desde la perspectiva que sólo un artista podría vivirla. Expresa y concibe sus creaciones como el tránsito hacia una búsqueda de la esencia más profunda que pueda contener la belleza.


Balthus, autodidacta, pero nacido en un entorno propicio para ser más tarde la figura en que se convirtió (Su padrastro fue Rainer María Rilke), se dedicó a estudiar los grandes maestros, como Piero della Francesca, Masaccio o Giotto. Intentó desentrañar el misterio de la luz que se desprenden de estas obras. Estas y su condición de artista artesano fueron posiblemente elementos que guiaron su vida como artista.


Balthus, se manifestaba continuamente como un artista con una personalidad absolutamente atemporal, única, fuera de corrientes, vanguardias y modas deleitándose en la contemplación y ejecución de las obras de los primitivos italianos. Inevitablemente sus obras destilan un aire clasicista pero cargadas de un halo inquietante, oscuro.

El mundo parecía tener otra cadencia fuera del universo Balthus, aunque no entraba en conflicto con él ni su obra; era amigo personal de Modigliani y Picasso pero sin sentirse arrastrado artísticamente hacia ellos.
Por otro lado oriente dejó una huella  en la vida de Balthurs, probablemente su actitud ante la vida y el arte favoreció su vinculo con oriente traduciéndose incluso en lazos afectivos teniendo como compañera Setsuko.



Su obra es imprescindible, en este caso se hace verdaderamente necesario indagar en el autor y su universo para entender sus creaciones, que van más allá de lo puramente erótico o vouyeur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: